jueves, 30 de abril de 2009

Dedo índice

Hombres sin ganas, ya no quieren nada
ni un favor.

Se comen las horas, reprochan las sobras
y se alejan del sudor.

Comen fachadas estropeando el hogar,
olvidando palabras quieren significar,
y aún creciendo no saben,
a lo que mantienen.

Muere en sus dominios
lo incontrolado nacido.

A donde va el rencor
que termina en cualquier mano,
liberado a toda voz
en un sillón de mando.

A donde muere el valor
que no se oye en ningún lado,
y se debilita su latir
cuando nos callamos.


Adriano De Luca.

1 comentario:

  1. Negrouu! Che, ta bueno...aún tenes algunos problemitas con la métrica, pero gustó, gustó! Es cuestión de segir practicando, pero mejoraste un montón,che. Felicitaciones!

    Salut.

    ResponderEliminar

Miel a tus oidos

Powered by eSnips.com